Cómo mantenerte seguro

Sentirte seguro es vital para que aprendas, crezcas y vivas. Incorporar la prevención y la seguridad en tu vida universitaria diaria también puede protegerte a ti y a tus compañeros y mantenerte sano y feliz.

Sustancias

El alcohol y el abuso de sustancias pueden desempeñar un papel importante en los campus universitarios. Pero simplemente porque haya sustancias no significa que todos los estudiantes abusen de ellas.

Las sustancias podrían parecer una solución rápida

A veces, las personas se vuelcan al alcohol y otras drogas para sobrellevar momentos complicados. Puede parecer una solución rápida y fácil y a menudo sustituye a otras habilidades de afrontamiento saludables, pero no aborda el problema subyacente que está causando el malestar e incluso puede hacer que sea más difícil de manejar. Por ejemplo, el alcohol es un depresor, por lo que, aunque parezca que te sube el ánimo a corto plazo, suele hacer que te sientas peor después.

Pero con frecuencia, estas sustancias solo empeoran la situación

El consumo de sustancias interfiere en las señales químicas del cerebro, lo que a veces empeora significativamente los síntomas de las condiciones de salud mental, como la esquizofrenia y los trastornos del control de los impulsos y del estado de ánimo. El alcohol y otras drogas recreativas también pueden interferir en el funcionamiento de los medicamentos psiquiátricos recetados.

Un enfoque más seguro sobre el abuso de sustancias

Si vas a consumir alcohol u otras drogas, es importante que lo hagas con cuidado y tengas en cuenta la seguridad. Obtén más información sobre un uso más seguro de drogas en esta guía de reducción de daños de la San Francisco State University. Dado que el alcohol suele estar implicado en los casos de agresión sexual y violencia en las relaciones en el campus, la Red Nacional de Violación, Abuso e Incesto (Rape, Abuse, and Incest National Network, RAINN) ha reunido consejos para beber alcohol sin riesgos.

Cómo darse cuenta cuando el abuso de sustancias se vuelve problemático

Tanto si eres tú como un amigo quien tiene problemas, es importante saber cómo reconocer y responder a un posible problema de abuso de sustancias. Lee más acerca de los trastornos de abuso de sustancias y cómo manejarlos.

Seguridad de los medicamentos

Los estudiantes universitarios suelen abusar de los medicamentos recetados, lo que puede dar lugar a resultados peligrosos e incluso mortales. Es fundamental que utilices únicamente los medicamentos que se te han recetado y que sigas las instrucciones al pie de la letra. Lee más sobre los peligros y los riesgos del consumo de opioides en JED y consulta el trabajo de la Coalición para prevenir el mal uso de la medicación para el TDAH.

Qué hacer en el caso de una emergencia

Si tú o un amigo tienen una emergencia relacionada con las drogas o el alcohol, llama inmediatamente al 911. En muchos estados y en la mayoría de los campus, las leyes y normas de la «amnistía médica» o de la Política del Buen Samaritano (GSP) indican que no te meterás en problemas por buscar atención médica para ti mismo o en nombre de un amigo que esté intoxicado o en peligro debido al abuso de sustancias.

Pero, tanto si tu centro educativo tiene esta política como si no es así, busca ayuda de inmediato si estás con alguien que tiene una emergencia médica relacionada con el abuso de sustancias.

Acoso sexual y ataque sexual en el campus

Por desgracia, las agresiones sexuales son un problema importante en los campus universitarios. Según la Rape, Abuse, and Incest National Network (RAINN), el 26.4 % de las estudiantes universitarias y el 6.8 % de los estudiantes varones sufren una violación o una agresión sexual con el uso de la fuerza física, la violencia o la incapacitación, generalmente bajo la influencia de las drogas o el alcohol. Uno de los periodos de mayor riesgo para los estudiantes es el primer año de universidad, y entre los grupos de mayor riesgo se encuentran los estudiantes de la comunidad LGBTQ y de color.

La Pennsylvania Coalition Against Rape (Coalición de Pensilvania contra la Violación) ha proporcionado información útil para cualquier persona que esté pensando en ir a la universidad y quiera saber cómo maneja esa institución la violencia sexual en el campus y qué servicios de asesoramiento están disponibles para las personas que la sufren.

Las estadísticas:

  • El 90 % de las agresiones sexuales en el campus no se denuncian.
  • La mitad de las agresiones sexuales en el campus se producen cuando la persona agredida, el agresor o ambos han bebido alcohol.

El acoso sexual puede adoptar diferentes formas en el campus: desde el acecho (que sufren más del 5 % de los estudiantes) hasta las insinuaciones no deseadas o inapropiadas de parte de alguna persona. Nunca debes tolerar un comportamiento que te haga sentir incomodidad.

La Asociación Americana de Psicología tiene buena información sobre cómo puede ser el acoso sexual en un campus universitario, cómo protegerse estableciendo límites personales, tus derechos legales, cómo denunciar el acoso y cómo buscar y obtener apoyo y asesoramiento para superar el impacto emocional de ser acosado.

El Departamento de Educación de los Estados Unidos ofrece esta explicación detallada del Título IX y de los tipos de discriminación, acoso y violencia física de los que te protege, y también sobre cómo actuar si sufres alguna de estas conductas.

Si ves a otro estudiante en riesgo de agresión sexual o acoso, hay pasos que puedes dar como espectador para interrumpir el momento y ayudar a esa persona a ponerse a salvo. En este video se muestra cómo podría ser la intervención del espectador.

Recursos

Guía de la universidad de salud mental
Guía de la universidad de salud mental

¡Estamos aquí para ayudarte!

Si tú o alguien que conoces está pasando por una crisis de salud mental, con riesgo de suicidio o de abuso de sustancias, o por un problema emocional:

  • Comunícate las 24 horas del día, los 7 días de la semana, con la Línea de ayuda en caso de crisis y suicidio (antes conocida como Red Nacional de Prevención del Suicidio) al marcar o enviar un mensaje de texto al «988» o al usar el servicio de chat que está disponible en suicidepreventionlifeline.org/chat para conectarse con un consejero de crisis capacitado.
  • Envía “NAMI” al 741-741 para obtener ayuda por mensaje de texto en caso de crisis a través de la Línea para mensajes de texto en caso de crisis.
  • Obtén aquí una lista de los recursos para salud mental y prevención del suicidio.