Cómo ocuparte de tu salud mental

La salud mental no se diferencia de la salud física. Hay hábitos saludables que pueden ayudarnos a mantener nuestro bienestar emocional, y hay señales a las que debemos prestar atención para buscar ayuda profesional si la necesitamos.

Dar prioridad al cuidado de uno mismo y saber cómo expresarse cuando se necesita apoyo ayudará a mejorar tu experiencia universitaria de múltiples maneras, incluyendo tu capacidad para estudiar y tener un buen rendimiento académico.

Cómo ocuparte de tu salud mental

Probablemente haces muchas cosas para cuidar tu salud física, como cepillarte los dientes, dormir con regularidad, hacer ejercicio y someterte a exámenes médicos anuales. La salud mental no es distinta de esto. Hay cosas que puedes convertir en hábitos: dormir bien, mover tu cuerpo y conectar con tu red de apoyo, y que te ayudarán a mantener o mejorar tu salud mental.

Visita Relaciones y cuidado personal para obtener ideas sobre cómo priorizar tu bienestar en la universidad, y consulta esta guía sobre el cuidado personal para elegir algunas cosas que formen parte de tu nueva rutina.

Cómo obtener ayuda cuando la necesitas

Probablemente acudes a tu médico de cabecera cuando tienes dolores o inquietudes sobre tu salud y, cuando lo necesitas, puede recetarle tratamientos y cambios en tu estilo de vida que mejoren tus síntomas y te hagan sentirse mejor. Con la salud mental sucede exactamente lo mismo.

Ya sea que tengas un diagnóstico de salud mental o no, todos necesitamos apoyo en algún momento. Pero, a veces, encontrar un proveedor de servicios de salud mental que sea adecuado para ti, saber qué decir y cómo -o si- compartir tus experiencias con tu familia y amigos puede ser aterrador, frustrante o confuso. Aprender a buscar ayuda es una habilidad que mejorará tu experiencia universitaria y te mantendrá bien toda la vida.

Si decides que llegó la hora de hablar con alguien, el prime paso es, por supuesto, encontrar esa persona. Hay muchas formas de hacer esto. Como estudiante, con frecuencia tendrás acceso a apoyo de salud mental en tu campus. Lee sobre cómo obtener ayuda de salud física y mental en tu universidad. No te limites a los proveedores de salud que están disponibles en tu universidad. Si tu universidad no ofrece estos servicios, tienes problemas para conseguir una cita, o no encuentras un lugar adecuado en el centro de asesoramiento del campus, entonces hay otras maneras de encontrar un proveedor.

Después de encontrar un proveedor, a veces no podrás hablar con él o ella con la urgencia que desearías hacerlo. Esto puede ser extremadamente frustrante y, en algunos casos, atemorizador. (Recuerde que si alguna vez siente que está en peligro inmediato, haga clic en el botón amarillo en la parte inferior de la pantalla para obtener recursos.). Si no se trata de una emergencia, recuerda que puedes hacer algunas cosas y hay apoyos que puedes buscar mientras esperas a que empiece la atención.

El asesoramiento individual y la terapia no son los únicos tipos de apoyo, y es importante saber que, pase lo que pase, no estás solo. Los grupos de apoyo entre pares están por todas partes en el campus, y pueden ser útiles por sí solos o como complemento de la atención profesional de salud mental. Pregunta qué hay disponible en su escuela o averigüa si hay un programa de NAMI Connection o NAMI Family Support en su comunidad. Puedes ver un video sobre los grupos de apoyo de NAMI aquí, y obtener más información sobre el apoyo entre pares aquí y aquí.

En algunos casos es posible que quieras, o necesites, compartir lo que estás viviendo con tu familia, padres o tutores. A veces eso puede ser más difícil que dar con un proveedor. Aquí tienes unas guías que te ayudarán a sentirte más cómodo con esta conversación y a manejar cualquier conflicto familiar que pueda surgir.

Si tienes un diagnóstico actual de una condición de salud mental o recibes un diagnóstico mientras estás en la escuela, puedes sentir que te has topado con un problema totalmente nuevo: ¿Cómo le contamos a la gente? Esta es una excelente pregunta para abordar con tu proveedor de salud mental. Aquí tienes más consejos sobre cómo compartir un diagnóstico de salud mental con las personas de tu vida.

Planificación de crisis y prevención del suicidio

Algunas cosas son, y siempre serán, ciertas: Tú importas, eres querido, eres necesario y no estás solo. Pero puede haber momentos en los que sientas que esto no es cierto para ti. (Si ésta es una de esas veces, utiliza la barra naranja de la parte inferior de la pantalla para hablar con alguien ahora). Entender la desesperanza, los pensamientos suicidas y cómo prevenir el suicidio son algunas de las cosas más importantes que aprenderás en la universidad o fuera de ella.

Salud mental

Las crisis de salud mental pueden ocurrir, y de hecho ocurren, de manera inesperada, por lo que es bueno tener un plan de manejo por adelantado.

Sentirse triste o decaído

Sentirse triste o decaído es algo por lo que todo el mundo pasa en un momento u otro. Sin embargo, si estos sentimientos se prolongan por más de un par de semanas, parecen ser cada vez más intensos, interfieren con tu vida diaria o incluyen pensamientos o planes de suicidio, entonces es fundamental que busques apoyo inmediatamente. JED tiene información sobre lo que puedes hacer si te sientes desesperanzado o estás pensnado en el suicidio. Además, es importante comprender la diferencia entre la tristeza, los pensamientos suicidas y las conductas suicidas.

Desesperanza

A veces no eres tú quien está pasando por la desesperanza o los pensamientos suicidas, pero crees conocer a alguien que podría estar sintiéndose así. ¿Qué haces en ese caso? Hay señales a las que debes prestar atención y pasos que hay que dar para asegurarse de que la persona reciba la ayuda que necesita, así como formas fáciles de iniciar una conversación con un amigo que te preocupa.

Peligro inminente

Si tú, o alguien que conoces, están en peligro inminente:

  • Llama al 988
  • Envía START por mensaje de texto al 741-741
  • Llama a la Red Nacional de Prevención del Suicidio al 1-800-275-8233 (TALK)
  • Acude a la sala de emergencias más cercana o utiliza la barra naranja de la parte inferior de la pantalla para hablar con alguien ahora.

Condiciones de salud mental

Las condiciones de salud mental son una parte habitual de la vida y no son nada de lo que uno deba avergonzarse tanto si tú o alguien que vive contigo tiene una condición. Conocer los tipos de trastornos de salud mental, así como los signos de que puede haber una o más afecciones, puede ayudarte no solo a determinar cuándo debes buscar orientación o apoyo, sino también a comprender y apoyar mejor a las personas de tu vida que viven con una o más de estas condiciones.

Estas son las condiciones de salud mental que pueden padecer los estudiantes (¡y cualquier persona!), así como los signos y síntomas que hay que tener en cuenta.

Guía de la universidad de salud mental
Guía de la universidad de salud mental

¡Estamos aquí para ayudarte!

Si tú o alguien que conoces está pasando por una crisis de salud mental, con riesgo de suicidio o de abuso de sustancias, o por un problema emocional:

  • Comunícate las 24 horas del día, los 7 días de la semana, con la Línea de ayuda en caso de crisis y suicidio (antes conocida como Red Nacional de Prevención del Suicidio) al marcar o enviar un mensaje de texto al «988» o al usar el servicio de chat que está disponible en suicidepreventionlifeline.org/chat para conectarse con un consejero de crisis capacitado.
  • Envía “NAMI” al 741-741 para obtener ayuda por mensaje de texto en caso de crisis a través de la Línea para mensajes de texto en caso de crisis.
  • Obtén aquí una lista de los recursos para salud mental y prevención del suicidio.